Estas en mi blog personal Si quieres regresar a mi página inicial haz click en el logotipo.

Entendiendo la fotografía

El título de este pequeño artículo puede ser pretencioso de primera intención, pero la realidad es la siguiente: Aprender a fotografiar basándonos en lo técnico del proceso, es decir, aprender a usar una cámara, lleva poco tiempo, bastan unas cinco horas para entender que una fotografía se logra balanceando tres variables y toda cámara fotográfica funciona así, se trata del equilibrio entre: sensibilidad, apertura de diafragma y tiempo obturación.


Con el entendimiento de estos tres factores se puede lograr una fotografía expuesta de manera correcta, si utilizas una cámara en automático la cámara hace ese balance. Pero cada una de esas variables tiene una capacidad creativa diferente, mientras la velocidad de obturación controla los congelados o barridos, el diafragma controla la profundidad de campo de la imagen (el que un objeto se vea nítido y el que esta detrás fuera de foco o visceversa) y la sensibilidad de la superficie sensible puede aportar una textura muy característica antes llamada grano y hoy llamada ruido.


Sin embargo, no todo es "miel sobre hojuelas" pues aprender a fotografiar también lleva una vida, una vida de observación y experimentación, incluyendo la sensibilidad de quien fotografía, si esto no fuese así cualquiera podría generar una fotografía más allá de la técnica y no existirían personajes como Cartier-Bresson, Helmut Newton, el orgullo mexicano Manuel Alvarez Bravo y muchos etcéteras.


Y es que es algo parecido a lo que sucede con la pintura; el gran pintor David Hockney ha demostrado que en la época de Vermeer o Van Eyck se utilizaba la cámara oscura que proyectaba la realidad al lienzo en el que pintaban, burdamente podríamos decir que calcaban imágenes, pero muchos otros pintores de esa época que no trascendieron, también lo hacían. Hockney no hace esta investigación para quitar mérito a los grandes pintores de la historia sino lo contrario, pues pintar no es reproducir sino interpretar y cada uno de esos pintores tenía capacidad de observación y representación extraordinaria, como David Hockney lo dice: "Al final nadie sabe realmente cómo se logro realizar el cuadro terminado. No puede explicarse del todo. (Haciendo referencia a un cuadro pintado por Johannes Vermeer titulado 'La callejuela')".


Vermeer "La callejuela"

Es probable que Vermeer usara técnicas similares a las de muchos otros, pero él pintaba mejor.

Comprender una herramienta no explica la magia de la creación. Nada puede hacerlo. Te piden que dejes algún misterio, pero la verdad es que no se lo puedes quitar. Los aparatos ópticos no hacer trazos, no pintan.

Johannes Vermeer. "El arte de la pintura"

No hay lente que pudiera ver completo El arte de la pintura de Vermeer, con todo enfocado [...] por tanto, tuvo que volver a enfocar y colocar las cosas donde las quería. tuvo que construir la escena." (Hockney, Gayford. Una historia de las imágenes. Ed. Siruela. 2018 pp 204)


Luego entonces ¿Qué es lo que hace bueno a un fotógrafo? yo diría que en el caso de algunos retratistas como Pierre Gonnord o más comerciales como Antoniou Platon lo que los hace diferentes es el modo en que utilizan la misma herramienta que muchas otras personas pero ellos logran algo impactante con su uso, algo que conmueve y que tiene que ver con los temas, las expresiones y la sensibilidad personal para encontrar esos elementos, tal como en la época de Vermeer. Y esos factores son los que hacen la diferencia.


En resúmen, la fotografía no se puede aprender solo en las aulas o en los libros; se tiene que salir a explorar el mundo, empatizar, dialogar, cuestionar, dicho en otras palabras vivir.

Creación visual. Fotografía de retrato, retrato ejecutivo, de autor y publicitaria

Whatsapp.png

©2019 Carlos Estrada. Todos los derechos reservados.