Estas en mi blog personal Si quieres regresar a mi página inicial haz click en el logotipo.

Todos tenemos derecho al error

Hace un rato una persona me mando un aviso, lo que agradecí infinitamente, alertándome de un mensaje que aparecía en Linkedin®️ en la cual una persona lanzaba una alerta ante un perfil de usuario en la que se involucraba mi nombre, así que entre a ver y me encontré con una manera de abordar un error de una persona común en la cual no solamente se alertaba sino que se hacía de manera muy negativa pese a que se le dio una explicación a la persona que mencionaba la supuesta alerta de seguridad.


Eso me llevo a reflexionar acerca de las redes y su uso, tema que ha estado rondando mi cabeza durante algún tiempo últimamente.


Estamos viviendo una época en la que es muy fácil demeritar, denigrar, atacar, a cualquier persona de manera unilateral, pero lo triste es que el ataque no solamente es lanzado, lo realmente preocupante es que estas acciones sean escuchadas o en este caso leídas de manera unilateral también.

Creo que las redes nos han traído muchas cosas positivas pero también se ha vuelto una manera de canalizar nuestras frustraciones convirtiéndolas en ataques.


Soy firme creyente de que la empatía es el camino que podría salvarnos como humanidad, ser empatico significa escuchar al otro ser humano y tratar de ponerse en su lugar para entender las situaciones que existan y en las que no estemos de acuerdo o en las que si estemos. El caso es que la empatía nos debería encaminar a funcionar como sociedad y ayudarnos unos a otros.


Sí, la seguridad es importante, pero también es muy importante investigar, entender y dialogar empaticamente para poder saber si una brecha de seguridad me pone en peligro o no. Se ha vuelto fácil lanzar mensajes como "cuidado con este perfil" sin considerar a los afectados. en mi caso la persona en cuestión no me contactó para pedirme explicaciones de por qué mi nombre aparecía en dicha intriga y dicha intriga ya afectó al dueño del perfil involucrado y ya no tiene regreso.


Hemos perdido la capacidad de ver primero lo positivo en la gente y ahora actuamos más de manera negativa, es una tristeza.


Pues bien, mi invitación es que cuando veamos algo que nos parezca raro, tratemos de llegar a fondo para encontrar la raíz del problema de una manera empatica y no de una manera agresiva y negativa, buscar diálogos y explicaciones más allá de lo que vemos a primer golpe de vista, como alertar a la red de algo que en realidad no existe simplemente porque me volví juez, parte y verdugo en un instante de vida dentro de esto que llamamos redes sociales.

21 vistas
Whatsapp.png

Creación visual. Fotografía de retrato, retrato ejecutivo, de autor y publicitaria

CDMX, México

©2019 Carlos Estrada. Todos los derechos reservados.