top of page

Ahora estas en mi blog personal Si quieres regresar a mi página inicial haz click en el logotipo de la parte superior.

Fotografía de retrato y las emociones

La fotografía de retrato es una forma de arte que consiste en capturar la expresión, la personalidad y las emociones de una persona a través de una imagen estática.


Esta disciplina ha evolucionado a lo largo de la historia de la fotografía, desde los retratos clásicos de estudio con fondos elaborados y poses rígidas, hasta los retratos más actuales en los que se busca la naturalidad y la espontaneidad.


Uno de los aspectos más importantes de la fotografía de retrato es el hecho de que puede transmitir emociones y sentimientos a través de la imagen. Esto es un hecho que ha sido estudiado por diversos autores, y que tiene su base en la teoría de la comunicación no verbal.


Retrato de una emoción por Carlos Estrada
Retrato de una emoción por Carlos Estrada

El Dr. Paul Ekman es uno de los autores más relevantes en este campo, que se ha dedicado a estudiar las emociones humanas y el lenguaje facial, y ha desarrollado sus propias técnicas para identificar y clasificar las expresiones emocionales en la cara. Según sus investigaciones, hay seis emociones básicas que se pueden identificar a través de las expresiones faciales: la alegría, la tristeza, el miedo, el asco, la ira y la sorpresa.


Cada una de estas emociones tiene una serie de características específicas que se pueden apreciar en el rostro de la persona. Por ejemplo, la alegría se manifiesta en una sonrisa, las arrugas alrededor de los ojos y la elevación de las mejillas; la tristeza se caracteriza por la caída de las comisuras de los labios, la elevación de las cejas y la tensión en los párpados inferiores.


El fotógrafo de retrato puede utilizar estas características para transmitir emociones a través de la imagen.


Por ejemplo, si se quiere transmitir alegría, se puede buscar una sonrisa sincera en el sujeto y elegir un encuadre que muestre las arrugas alrededor de los ojos. Si se quiere transmitir tristeza, se puede buscar una expresión más apagada en el sujeto y elegir un encuadre que muestre las comisuras de los labios hacia abajo.


Además de las seis emociones básicas, Ekman también ha estudiado otras expresiones faciales que son indicativas de emociones más complejas, como el desprecio, la vergüenza o la culpa. Estas emociones pueden ser más difíciles de capturar en una imagen, pero si se logra hacerlo, se puede dar una mayor profundidad y complejidad a la fotografía de retrato.


Otro aspecto importante de la fotografía de retrato y las emociones es el contexto en el que se captura la imagen. La expresión facial del sujeto puede variar mucho dependiendo del ambiente en el que se encuentra, y esto puede transmitir una gran cantidad de información sobre su personalidad y su estado emocional en ese momento.


Por ejemplo, si se fotografía a una persona en un ambiente relajado y amigable, es más probable que muestre una expresión relajada y feliz. Si se fotografía a la misma persona en un ambiente más serio y formal, es más probable que muestre una expresión más seria y contenida.


Es importante tener en cuenta el contexto en el que se captura la imagen, ya que esto puede modificar la expresión facial del sujeto y añadir una mayor profundidad y complejidad a la imagen final.


En definitiva, la fotografía de retrato es un arte que tiene una gran capacidad para transmitir emociones y sentimientos a través de la imagen.


Gracias a las investigaciones del Dr. Paul Ekman y otros autores dedicados a la comunicación no verbal, se pueden identificar las características de las expresiones faciales que corresponden a cada emoción y utilizarlas en la fotografía de retrato para transmitir de forma efectiva la personalidad y las emociones del sujeto.

355 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page