top of page

Ahora estas en mi blog personal Si quieres regresar a mi página inicial haz click en el logotipo de la parte superior.

Todo lo que nos rodea comunica algo de nosotros, no lo olvides al hacerte tu retrato corporativo.

Actualizado: 16 feb

Cada día que avanzo más en el libro de Vanessa Van Edwards me emociono más de como describe situaciones que parecieran irrelevantes pero que son muy importantes, en su libro CUES cuenta la historia de David Nihill un amigo suyo que narra como una situación fortuita le llevo a tener éxito en el ámbito profesional. Trataré de describir a mi manera lo que dice Vanessa en su libro.


Resulta que un día Nihill estaba a punto de entrar a su nuevo trabajo y un día antes de ello lavó sus camisas y se le encogieron en la secadora. Él ya no tenía tiempo de comprarse nuevas así que tuvo que buscar una manera de resolver su problema.


Para que la gente no se diera cuenta de que sus camisas le quedaban ahora muy cortas decidió arremangarse para tratar de esconder el tremendo error, pero resulto que la gente notó lo de las mangas dobladas pero de una manera que Nihill no esperaba.


Comenzarón a asociar a Nihill con una persona lista para entrar a resolver problemas, como cuando uno decide ponerse a trabajar y arremangamos las camisas.


Durante la primer semana tuvo que hacer lo mismo. Y se dió cuenta que eso hizo que la gente comenzara a asociarle como un solucionado de problemas.


“La gente comenzó a llamarme el tipo que se arremanga y comenzaron a verme como un solucionado de problemas. Fue increíble, era como si el arremangarme me hicieran parecer presto para trabajar. Listo para meter las manos y listo para trabajar”*


Nihill se convirtió en el solucionador de problemas a pesar de que no había sido contratado para ello.


David comenta que eso le ayudo a escalar y su salario se comenzó a incrementar y en una gran empresa de mas de cincuenta mil personas ya se encontraba reportando directamente al CEO de la compañía.


“Ahora todos me conocían como David, el chico Irlandés que se arremanga, todo por no poder resolver mi problema original de secar mis camisas” –Dice Nihill.*


Esta anécdota nos muestra que todo lo que nos rodea afecta a lo que comunicamos, así como el usar lentes nos hace ver más inteligentes u otras cosas de lo cotidiano.


¿Por qué les cuento esto? Resulta que en nuestras sesiones nos pasa de todo pero el común denominador es que las personas en una gran mayoría no dan importancia a lo relevante que puede ser el tener arrugada una blusa o camisa.


Un día en una sesión de retrato corporativo para foto de perfil nos sucedió que llego una cliente y saco sus blusas de su bolso, estaban hechas bolita y por supuesto al sacarlas se encontraban muy arrugadas, no supe que decir.


La moraleja de este post es que si vas a hacer tu retrato para demostrar tu liderazgo cuides y pienses en que es lo que quieres comunicar con él, para que todos los elementos y expresiones vayan acorde a ello y que pronto te pase lo mismo que a Nihill.



Comunicacion no verbal en el retrato corporativo
CUES de Vanessa


*Vanessa Van Edwards. CUES pp.246-247 Versión Kindle

21 visualizaciones0 comentarios

Hozzászólások


bottom of page