Rostros en silencio,

Pero nunca callados.

Un proyecto que busca reflejar un sentimiento que no se dice, un sentimiento que grita a través de las facciones de un individuo. Jóvenes que fueron fotografiados en un estudio para evitar distracciones.

Cada uno de ellos tuvo el mismo par de preguntas.

En la fotografía 1 se les pidió que pensaran en el momento más feliz de su vida.

En la segunda se les hizo la pregunta: ¿Cómo te sientes con tu país?

Una serie de rostros que hablan más que las palabras.